Revolcando recuerdos

jueves, 24 de febrero de 2011

Se me ha perdido un poema
que hablaba sobre los sueños
sobre perder las palabras
sobre ser niña de nuevo

He buscado en todas partes
he revuelto el cuarto entero
y he juntado una montaña
de añejos viejos recuerdos

Y hasta he recogido del suelo
mi poemario viejo
y entre página y página
me he perdido de nuevo

¿Qué palabras he perdio?
¿olvido? ¿ausencia? ¿hastío?
me hecho un lío y no consigo
dar con el papelito

Mas entre letra y letra
unas cuantas he cogido
para contarles amigos
que un poema se ha perdido.

 

13 comentarios:

Niña Pochita dijo...

De un árbol de limón salió una ingeniera civil...,
de la ingeniería salió una poetiza o poeta de lenguaje sencillo y expresivo con imágenes...,
...solo que escribe sin abrir los signos de interrogación, como en inglés...,
pero le dejo mi saludo.

Haze dijo...

Ay Niña Pochita, qué verguenza con usted que hasta me tuvo que regañar, ¡tiene razón con lo de los signos! Falta me hacía la Niña Pochita! Para que vea que soy obediente los voy a corregir, porque en otras entradas creo haberlos usado bien.
¡Muchas gracias por suscribirse y más aún por tomarse un ratito para leer! Espero que no olvide el camino y si me tiene que halar las orejas, ¡bien pueda!

Saludos,

Haze

FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa Haze amiga:

Los poemas sencillos como el tuyo no son fáciles de escribir. Te felicito.

Abrazos,
Frank.

Haze dijo...

Muchas gracias por esas palabras don Frank, y por seguir viniendo.

Saluditos,

Haze.

FRANK RUFFINO dijo...

(Traslado comentario en respuesta al tuyo en mi blog):

...ah Haze, casi chocamos por este jardín primitivo: bueno sí, es un momento en que expongo algo respecto a esta realidad que guarda infinitas maneras de abordarse, o al menos un punto de vista distinto por cada habitante del planeta, porque no solo los artistas son dueños de la percepción. Aquí me gusta ir a los bares, mercados, etc., pues ahí, en el lenguaje popular de gentes de verdad, sencillas y sin afectación, yace -o subyace- la fuente más pura de las palabras. El "picapedrero" del poeta deberá muchas veces extraer esas gemas.

Abrazos,
Frank.

Rossi dijo...

Concuerdo con lo que manifiesta el amigo Ruffino.

Abrazos,
Frank.

Haze dijo...

Claro don Frank, aqui se aplica mejor que nunca eso de que cada cabeza es un mundo, y así de diferente percibimos todas las cosas.
Es bonito observar con detenimiento lo que muchas veces no se aprecia. Nos perdemos de mucho.

Rossi, muchas gracias por suscribirse y leer, ojalá que siga pasando por aquí.

Saludos a los dos, y gracias de nuevo.

Haze,

Danilo Sergio Pallar Lemos dijo...

Um texto que expressa a inspiração e a realidade de um lindo contexto cultural.
www.vivendoteologia.blogspot.com

Haze dijo...

Muito Obrigada! Não se esqueça o caminho de volta! : P


Haze

Wílliam Venegas dijo...

Amiga dulce, soy un desalmado, se me ocurrió parafrasear un poema hermoso tuyo para darte palabras con cariño, no salió bien, pero el cariño si está bien constituido: dice:

Me gustan las palabras,
Haze,nos hacen solidarios
y son besos de la condición humana:
expresión material del pensamiento.
Me gustan las palabras simples,
las que entendemos los hombres buenos
y las mujeres buenas,
que parecen sonrisas infantiles.
Me gustan las palabras cariñosas,
las de a diario, como las que escribes,
Haze, poeta de letras amadas,
es que me hablan de sentimientos comunes.
Me gustan las palabras sinceras,
las sinceras,
sin sombras engañosas ni mentiras agresoras,
para dibujar confianzas en tu alma,
amores o simplemente una sonrisa.
Me gustan las palabras que nos hacen conocernos,
respetarnos,
amarnos
y que te digan quién soy
y que me digan quién eres.
Es lo lindo cuando escribo y escribes:
que mis palabras están ahí con las tuyas;
las palabras
¡las palabras!
nos hacen uno del otro.

Haze dijo...

Que bonito don William! Nunca pensé que lo que escribo sirviera para que alguien más esciba. Eso me da muchísimo gusto, y más aún algo así de bonito y bien intencionado!

Muchísimas gracias!

Saludos,

Haze

Wílliam Venegas dijo...

Si es que vivimos en una sociedad de intertextos.

Wílliam Venegas dijo...

Haze, dese una vuelta por el blog de Hattori Hanzo, donde usted comenta de un restaurante japonés, es que ahí la menté...

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar acá tu comentario :D

Sobre este espacio

Desde el árbol de limón de mi infancia, bajo el cual jugué con muñecas y cosí diminutos vestidos, dije unas cuantas palabras de las que no podía decir en voz alta. No era dueña de las palabras.

Me fui, pero llevé el árbol de limón en el recuerdo.

Fui la niña torpe y libre, la adolescente culpable, la mujer que sueña, la mujer que intenta.

Pasados unos cuantos años soy dueña de varias cosas: amores, desamores, deudas, compromisos, unos cuantos aparatos, libros, algunos títulos guardados en alguna gaveta, palabras y muchos silencios.

Hay quienes conocen mis silencios, pero vos que estás de paso y leés de casualidad este puñado de escritos, conocerás mis palabras.

De antemano muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.