Puente

miércoles, 6 de abril de 2011




Quisiera tender un puente
entre mi pecho y tu mirada,
hombre sin rostro,
para viajar a ese instante en el futuro,
en el cual existes;
y tener así la débil certeza
de que este camino,
en el cual tropiezo cada día,
me lleva irremediablemente
a tus brazos…

29 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

¡34 comentarios en tu entrada anterior! Estás volando, amiga. Este otro poema no desmerece en nada a tu tradicional don poético. Solo que [no sé por qué] pienso que ese puente de que hablas en los primeros versos, el que vas a tender para llegar a alguien, ojalá tenga la platina en buen estado. Un abrazo, amiga POETA.

Wílliam Venegas dijo...

¡Vea el blog de Hattori el samurái! La está invitando a comer. ¡Plop! No lo creo.

Poeta del Cielo dijo...

Bellas letras Haze tan claro el sentir tan puro y verdadero que se siente... atravesar ese puente que aun mismo con piedras y rocas ahi tropezando por llegar a un puerto seguro donde en espera el amor esta...bello

saludos
linda semana
abrazos

delia dijo...

Hola Poeta:
Las palabras son mensajeros, el propósito del pensamiento es revestir a las palabras.....sigue dándole vida a tus bellos pensamientos...son inspiradores,,,,un abrazo

Haze dijo...

Don William por allá estuve, qué muchachos! jeje
Muchas gracias por lo de POETA primero, y por sus comentarios tan alentadores siempre!
Poeta, muchas gracias!
Delia, mil gracias!

Un abrazo grandote! :)

canaado dijo...

No olvidemos que Haze, en su vida secreta al estilo Bruce Wayne o Bruno Díaz, es una brillante ingeniera. Estoy muy seguro que este puente tendrá buen planeamiento y excelente ejecución. Ahí no habrá platinas que valgan.

Haze dijo...

jejeje gracias por el voto de confianza canaado! :)

Wílliam Venegas dijo...

Muy bien, Canaado. Aquí se unen la poeta y la ingeniera: el puente ese para ir al futuro.

Hattori Hanzo (el sartenista) dijo...

De joven y inocente soñador, pensaba ¿hay alguien esperándome en el futuro?, una muujer que es la indicada, creo que es una inquietud que comparten muchos.

Saludos, Hattori
Sartencaliente.blogspot.com

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

La ley debería ser encontrar esos puentes que nos ayuden a pasar los malos ratos... y luego respirar como si hubiésemos llegado a hermoso puerto... o hermosos labios...

Cuidate mucho.
Un fuerte abrazo.

Haze dijo...

Muchas gracia por la visita Hattori y Natalia.

Un abrazo a ambos!

Wílliam Venegas dijo...

Hazel: ya usted sabe que me gusta colaborar en la divulgación de blogs nuevos. Ahora una querida amiga –Kat– abrió el suyo y ella recién comienza este lindo trajín de escribir en blogs. ¿Usted cree que pueda visitarla? El blog de ella es Submarino Pimienta, y el enlace es

http://submarinopimienta.blogspot.com/

Niña Pochita dijo...

Los puentes de la ingeniera
llegaron a............la poesía
ahora no sé a quién contratar para mi University Garage.

Wílliam Venegas dijo...

Haze: creo que usted me pone a mencionar dos películas con su comentario en mi blog que no mencione yo... no olvide visitar
http://submarinopimienta.blogspot.com

Hattori Hanzo (el sartenista) dijo...

Niña Pochita, dejem adivinar, usted es de apellido Arias o Calderón, o cuando mínimo apellido Garnier, porque sigue hablando de plazas, contrataciones, pero es igual que un vendedor de helados ambulante a las 5 pm: puro ring ring y nada de helados.

Hattori
sartencaliente.blogspot.com

Haze dijo...

Don William, por allá anduve, ya me suscribí :)

Niña no me diga que se me cayó la placita en su universidad?

Hattori, ya le estoy creyendo que la niña es pura paja!

Gracias a todos por venir!

Saludos

Wílliam Venegas dijo...

Es mi sino:
Un amigo inteligente abrió un blog de teatro, pero se siente inseguro para continuarlo, ¿usted me ayudaría a estimularlo para que siga? Vale la pena. Si es así, por favor, visítelo a este enlace (y dígales a otros blogueros, si puede):

www.ticoteatros.blogspot.com

Ambrosía ignota dijo...

Lindos versos y dicen lo que quieres y muy bien.

te encontré de casualidad, asi pasa en el mundo bloguero. me quedó.

saludosssssssss

Haze dijo...

Hola amigo Ambrosía ignota, que bonita casualidad entonces. Muchas gracias por venir y por suscribirte.

Saludos :)

Alexis Rott dijo...

todos buscamos el camino correcto para encontrar la felicidad; sin emjbargo no todos nos atrevemos a recorrerlos.

un saludo

Haze dijo...

Así es Alexis...hay que estar atento para saber cuando echarse a pista (como diría mi mamá).

Saludos!

Carlos dijo...

Haze...me hizo entrar y leerte me hace pensar, razonas muy bien la mirada de los hombres

Volvere para saber mas
Carlos

Haze dijo...

Gracias por venir y suscribirte Carlos, y por tus palabras.

Saludos :)

Wílliam Venegas dijo...

¿Haze, ya vio mi entrada sobre Yuri Gagarin?
Pensé que tenías nueva entrada, pero aprovecho para saludarla.

Teatros De Costa Rica dijo...

Admiro tu don poetico. He recorrido este blog varias veces ya, releyendo algunas cosas con las cuales he encontrado identificacion directa y algunas respuestas (curioso) o sera que ando tratando de justificar mis metidas de patas en lo que leo? Cualquiera que sea el caso, me tendras seguido por aca..
Con leche y dos de azucar para la proxima...
www.ticoteatros.blogspot.com

Haze dijo...

Muchas gracias.
La próxima con empanaditas de chiverre y piña ;)

Teatros De Costa Rica dijo...

Acá en New York es casi igual a soñar una empanita de chiverre... Pero hay unas de piña que no están mal de una panadería en Brooklyn... Es el consuelo...

Haze dijo...

Bueno, de piña serán! Anda usted bien lejos, no había caído en cuenta.

Un abrazo

Teatros De Costa Rica dijo...

Si, ando perdido por las calles de NYC buscando la "casadora" para Curri pero nadie me da razon... Espero encontrarla pronto a ver si puedo regresar. Ya hace falta...

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar acá tu comentario :D

Sobre este espacio

Desde el árbol de limón de mi infancia, bajo el cual jugué con muñecas y cosí diminutos vestidos, dije unas cuantas palabras de las que no podía decir en voz alta. No era dueña de las palabras.

Me fui, pero llevé el árbol de limón en el recuerdo.

Fui la niña torpe y libre, la adolescente culpable, la mujer que sueña, la mujer que intenta.

Pasados unos cuantos años soy dueña de varias cosas: amores, desamores, deudas, compromisos, unos cuantos aparatos, libros, algunos títulos guardados en alguna gaveta, palabras y muchos silencios.

Hay quienes conocen mis silencios, pero vos que estás de paso y leés de casualidad este puñado de escritos, conocerás mis palabras.

De antemano muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.